Nadie dijo que fuera fácil

Fiesta final de trimestre 16/17

Un trimestre más seguimos adelante, explorando nuevos territorios en este camino incierto de la innovación, que se resiste a los mapas y a las rutas ya transitadas. Con tres grupos más y catorce docentes  nuevos, de veintiuno que somos en el centro (más la compañera de Religión) seguimos aprendiendo a afrontar las nuevas  dificultades que van apareciendo, y a mantener la ilusión contra el viento que sopla desde el BOE y la marea que provoca el intento de estandarizar la educación con intenciones que tienen poco que ver con lo que nos enseñan las Ciencias de la Educación. Afortunadamente podemos avanzar al abrigo del ROC de Secundaria andaluz, que nos permite un ejercicio real de la autonomía como centro, y de la Orden ECD/65/2015 que protege el desarrollo de las competencias. El alumbramiento heroico de esta última tras la marcha a París de Montserrat Gomendio sería un buen tema para otra entrada, y un ejemplo claro de las actitudes retrógradas que hay detrás de los inspiradores de la LOMCE.
Aunque estos y otros sinsabores se disuelven en la memoria al presenciar una vez más de lo que es capaz nuestro alumnado, y lo que podemos hacer entre todos cuando trabajamos juntos. Por tercer año, al finalizar el primer trimestre, niños y niñas de doce años se enfrentan a una audiencia que llena el Salón de actos para contarles a madres y padres cómo y qué aprenden en su instituto; y tocan piezas musicales juntos e imparten muy diversos talleres para adultos que nos demuestran a todos la capacidad que tienen para afrontar retos. Y preparan riquísimos platos y recreaciones de textos como resultado de un suculento proyecto sobre recetas literarias. Escuchar a los asistentes diciendo que este alumnado ha madurado en tres meses como si hubieran pasado tres años es todo un indicador de calidad. Y es un nuevo respaldo para nuestro proyecto por parte de las familias, cuya valoración nos importa mucho: prestamos un servicio público.
También hemos vuelto a constatar qué papel tan decisivo juega la formación inicial intensiva antes de empezar el día quince de septiembre; es muy útil para planificar en equipo, para coordinar nuestra acción docente, para planear, diseñar y establecer secuencias de tareas para múltiples asignaturas que participan en el mismo proyecto. De hecho, en la segunda semana de octubre ya habíamos alcanzado  un nivel de acercamiento mucho mayor que el de los dos cursos anteriores por esas fechas, habiendo planificado con detalle dos proyectos interdisciplinares en los que estaban involucradas siete y ocho materias respectivamente, La contaminación acústica en nuestro entorno y el Concurso fotográfico contra la violencia de género.
Pero nadie dijo que esto fuera fácil: un veinticuatro de  octubre tuvimos que informar al Claustro de la necesidad de reformular todas las programaciones didácticas para incluir los estándares de aprendizaje evaluables del Real Decreto 1105/2014, vinculándolos además a los criterios de evaluación de la Orden de 14 de julio de la Consejería de Educación, ya que, inexplicablemente ninguna norma establece una relación entre ellos. Al escribirlo ahora parece un mal sueño, más que una triste realidad. Dicha orden, que los propios inspectores transmitían muy conscientes de la difícil situación en la que ponían al profesorado dada la escasez del tiempo disponible para aplicarla, entre otros problemas, provocó una interrupción en este proceso de convergencia en la coordinación de la acción docente de la que nos ha costado recuperarnos, ya que, durante más de un mes hemos tenido que debatir y repensar cómo incorporar estas novedades en nuestras programaciones. Además hemos explicado el proceso a las familias, que una vez más han respondido a nuestra convocatoria: casi ochenta madres y padres escucharon y preguntaron durante hora y media sobre estándares de aprendizaje, criterios de evaluación, instrumentos y estrategias de evaluación, programaciones didácticas, etc. Su complicidad es esencial para nosotros.
La sensación que nos ha quedado es que hemos realizado un gran esfuerzo muy poco productivo por lo estresante, por el poco tiempo para pensar juntos y porque quizás el próximo curso tengamos un nuevo escenario en Educación; otro más. Aunque alguna reflexión sobre cómo aprende el alumnado sí haya merecido la pena, esta se podría haber producido en otras condiciones mucho menos desfavorables. De hecho, ha habido quién ha planteado que otros centros no se estaban tomando tan en serio la incorporación de los estándares de aprendizaje en sus programaciones, y que hubiera sido mucho mejor para nuestro alumnado centrar los esfuerzos en las tareas que veníamos desarrollando desde principios de septiembre. Es un debate más que hemos tenido que afrontar.
Conviene tener presente que el proyecto del IES Cartima sólo puede sobrevivir al amparo de la ley por varias razones; y una esencial es que la ruptura frontal con la cultura escolar vivida previamente tanto por el alumnado como por el profesorado que llega cada año al centro nos expone abiertamente a denuncias y conflictos; ya tuvimos una el primer año. Y aunque el convencimiento es la única estrategia posible para asumir tantos cambios en la práctica docente (el trabajo en equipo, la renuncia al libro de texto, el éxito de todo el alumnado, la incorporación intensiva de la tecnología, etc.) aquel se va gestando lentamente en el interior de cada persona; mientras llegan los resultados cada docente necesita tiempo y reflexión para dar todos los pasos que les pedimos. De hecho no confiamos en las caídas de caballo camino de Damasco; las conversiones inmediatas suelen ser como mínimo inconsistentes. Hay que destacar la excelente labor que está desarrollando nuestra Jefa del D.FEIE, Raquel González, en este proceso de acompañamiento que desarrollamos con el profesorado, y como uno de los pilares pedagógicos del centro.

Una de las conclusiones más interesantes de este trimestre es que la llegada de la LOMCE no nos impedirá seguir aplicando el A.B.P., ni seguir evaluando mucho más que la adquisición de contenidos, ni dotar de un componente emocional a los retos que planteamos al alumnado para que apliquen el conocimiento, ni intentar que salga adelante todo el alumnado aunque tengamos casos imposibles, ni integrar a las familias en la actividad escolar ... La más que probable anulación de los efectos académicos de las reválidas en la E.S.O. nos va a permitir seguir preparando al alumnado para el futuro a largo plazo, y no para aprobar unas pruebas que poco tendrán que ver con las competencias que van a necesitar en el escenario incierto que les espera en su vida.
Otra de las grandes novedades de este trimestre ha sido la implantación del PMAR tanto en 2ºESO como en 3ºESO, que ha supuesto una claudicación en nuestra filosofía inclusiva: hay que admitirlo. No sólo no estábamos pudiendo atender a este alumnado como necesita cuando estaban en grupos de treinta o más compañeros; es que en un grupo de quince están reaccionando muy positivamente en su gran mayoría y estamos consiguiendo que crean en sus posibilidades para promocionar gracias a su trabajo, y gracias al esfuerzo del profesorado, que realiza una labor encomiable para conseguir el objetivo que verdaderamente nos importa: que ninguno tire la toalla.
Las elecciones al Consejo Escolar ya quedan muy lejos aunque nos hayan ocupado mucho tiempo y mucha burocracia. Estas segundas elecciones nos saben a consolidación del centro y también hemos intentando que supusieran un aprendizaje para el alumnado conectándolas con el mundo real, que es nuestra estrategia preferida: invitamos al Alcalde de Cártama, Jorge Gallardo, para que explicara a los candidatos y candidatas cómo se organiza una campaña electoral, y cómo se ganan unas elecciones.

Hay ya bastantes proyectos que se repiten desde cursos anteriores, lo que ayuda a tener una base sobre la que construir cada año: la Guía de la Alhambra, Star of my life, el Concurso fotográfico contra la violencia de género, Proyecto Radio Cártama, en el que Víctor Fernández está aportando un enorme valor,  las Video-recetas (ahora con recetas literarias), la Fiesta final de trimestre, Aprende con tu blog, Romanízate, Libro de accidentes geográficos, Proyecto Booktubers, La Prehistoria en Stopmotion, the Hour of code, y por supuesto el proyecto de Mediación escolar que está tomando un nuevo impulso gracias a la gran labor de nuestro nuevo Orientador, Antonio Martín. Además se han desarrollado nuevos proyectos muy interesantes para este curso: la magnífica celebración del Día del flamenco, con la brillante participación de Paco de Teba e Isabel de la Cruz;  el desarrollo sostenible y la contaminación mediante spots publicitarios,  o el ya citado sobre la contaminación acústica, por citar algunos ejemplos.
Y en el ámbito de la convivencia seguimos realizando un gran esfuerzo colectivo, en el que el papel del Jefe del Departamento de Convivencia, Esteban Ibañez, es esencial. Su trabajo difícil y muy valioso está aportando mucho a la consolidación de un modelo de gestión de la convivencia que nos obliga a tomar decisiones impopulares en muchos momentos al tratar de integrar a alumnado que procede de contextos socioeconómicos muy desfavorecidos.

Ahora tocar reflexionar sobre los resultados académicos, sobre cómo mejorar la concentración en clase (Apple school manager empezará a funcionar en el segundo trimestre), sobre cómo conseguir que el alumnado trabaje con más constancia y no espere al último trimestre para preocuparse por sus notas, sobre cómo tenemos que ajustar la evaluación del alumnado a la metodología A.B.P., sobre cómo continuar el impulso que hemos tomado tras la epidemia de los estándares para emprender nuevos proyectos, ... Y mientras tanto seguiremos formándonos para ser reconocidos como Comunidad de Aprendizaje. Pero esta es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.
Ahora vamos a seguir disfrutando de las vacaciones.

Sed felices en 2017; y hasta el infinito y más allá.

José María Ruiz Palomo

8 comentarios:

  1. Enhorabuena por vuestra tarea. Ese es el camino y tendréis que ir saltando los obstáculos que suelene aparecer. Un abrazo para todas y todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprecio especialmente tu comentario por tu larga experiencia intentando, y consiguiendo, cambiar la escuela. Muchas gracias Daniel.

      Eliminar
  2. Después de conocer de primera mano los obstáculos que pone la burocracia, los padres, compañeros etc,sólo se me ocurre una frase: ....Y sin embargo se mueve.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, hay que estar preparados para los obstáculos que nos encontraremos; el desánimo nunca descansa. Muchas gracias Ana Belén.

      Eliminar
  3. Enhorabuena, José María, extensible al claustro implicado en la tarea y al resto de la comunidad educativa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Engracia; así lo transmitiré. Y les contaré además de quién viene.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Me produce una enorme alegría comprobar que vuestro equipo está realizando un trabajo con tanto entusiasmo y con tan buenos resultados. La educación es el camino. Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario Juan; en este proceso surgen muchas dudas y os agradecemos sinceramente el respaldo.

      Eliminar